pescado-para-dieta

El mejor pescado para incorporar a una dieta

Al momento de pensar en hacer una dieta saludable, nos surge la pregunta del millón, “¿qué debería comer?”. Y una de las cosas que siempre recomiendan los nutricionistas es el pescado. Y es que estos animales son de los más ricos en vitaminas y minerales, y todo de manera saludable, mucho más que otras opciones de carne. Así es que utilizar pescado para dieta es una buena idea. Si eres de los que quiere conocer más de ellos, sigue leyendo.

El pescado, la mejor opción para nuestra dieta

Antes de poder mostrarte cuáles son los mejores pescados para tu dieta, es bueno que pienses primero en por qué deberías de agregarlo. El pescado es una forma natural de promover la buena salud en nuestro organismo, esto es debido a la gran cantidad de proteína, minerales y vitaminas que contiene. Pero eso no es todo, también brinda cantidades bajas de colesterol y grasas buenas.

Es más, el pescado es tan saludable, que los diferentes ministerios de salud del mundo recomiendan que el mismo debe ser consumido por lo menos dos veces por semana, sobre todo aquellos que son grasos porque son más ricos en Omega 3.

Aun así, no puedes solo decidirte a comer pescado y ya, pues no todos tienen la misma composición, ni siquiera dentro de la misma familia. Hay muchos factores que los afectan, por lo que es fundamental saber de cuál vamos a consumir. Fíjate ahora cuáles son aquellos que resultan mejores para tu salud, y qué beneficios puedes sacar de cada uno.

7 Pescados para dieta saludables según nutricionistas

Salmón

El salmón es uno de los pescados mayormente recomendados para todos los usuarios que desean tener una dieta saludable. Contiene niveles significativos y realmente altos de vitamina B, minerales y además el grandioso ácido graso Omega 3, en cantidades que otros no pueden promover.

Los nutricionistas recomiendan que se agregue en nuestra dieta por lo menos dos porciones de 3,5 onzas, cada semana. Aun con eso, es bueno saber de donde es conseguido el salmón que se consume, pues los beneficios se obtienen de mejor manera cuando el salmón es cosechado en libertad y no en cautiverio o en piscifactorías.

Róbalo

El róbalo es otra de las opciones que se recomienda con mucha frecuencia con el fin de elegir un buen pescado para dieta.  Es uno de los más magros que se pueden conseguir, con tan solo 1,3 gramos de grasa por 100 gramos de carne, es decir, casi nada. El mismo, cuenta con un alto valor calórico y biológico en donde se pueden conseguir buena proteínas, vitaminas y minerales.

Entre los beneficios que aporta este pescado, está la presencia de hierro, potasio y fósforo, además de cantidades de vitaminas y minerales en cantidades que otros peces no poseen. El mismo además es súper versátil a la hora de cocinarse, siendo posible cocinarlo relleno, rebozado, al ajillo o como mejor lo desees.

Atún

El atún es otro de los pescados que se presenta como una opción muy consumida y bastante saludable a la hora de elegir pescado para dieta, por lo que tampoco debes dejarlo pasar. Cuenta con un sabor un poco más fuerte que el del salón, pero nada que supere su sutileza.

El atún es un pescado que cuenta también, al igual que el mencionado anteriormente, con una cantidad absurda de vitaminas y minerales que debes aprovechar, destacando principalmente la vitamina B12 y D. Se recomienda que si vas a consumirlo, lo hagas teniendo en cuenta la cantidad de sal que le coloques, pues es un pescado muy salado.

pescado-para-dieta

Trucha

La trucha es un pescado que tiene más popularidad en países como México y España, pero todo por una buena razón, pues son mejores de lo que pensamos. Puede conseguirse fácilmente en países como los mencionados, donde se pueden comer frescos y recién sacados del río.

Al igual que otros pescados, la trucha cuenta con una fuente inmensa de vitaminas ideales para la salud, pero lo que más nos gusta del mismo es que cuenta con un contenido de potasio significativo que potencia en nosotros la producción de proteínas. Es una ayuda en contra de los que sufren de dolores musculares o que poseen problemas con su metabolismo.

Sardinas

Es uno de los alimentos que más deberías de considerar, pues no solo en su composición muestra niveles muy bajos de mercurio, sino que aporta muchos beneficios necesarios para el organismo, mucho más que peces de mayor tamaño. Y no solo eso, comer sardinas es una opción muchísimo más sostenible para el medio ambiente.

A pesar de que la sardina, como mencionamos, es un pez muchísimo más pequeño que otros, es uno de los que más cantidades de Omega 3 tiene en su composición. Además de acompañarse con altas cantidades de B12, calcio y vitamina D. Los estudios han determinado que con el fin de mejorar los niveles de Omega 3 en el cuerpo, se pueden agregar las sardinas a la dieta diaria, será muy beneficioso también en personas con problemas de memoria.

Arenque

Si tu objetivo es contar con más Omega 3 en tu cuerpo, entonces puedes hacerte del arenque para ello, pues es denominado como la fuente más concentrada de ácido graso. Aunque se trate de un pequeño pescado, el mismo cuenta con la misma característica que las sardinas, es un pez bajo en mercurio. Sin duda es una buena opción de pescado para dieta.

Cuenta con un alto contenido de selenio en su interior, además de poder darnos otros derivados importantes como antioxidantes, vitamina B12, hierro y Vitamina D, todo comprobado por diferentes departamentos de salud.

Trucha arcoíris

Finalmente, la trucha arcoíris es otro de los pescados que querrás agregar a tu estilo de vida debido a su alto contenido de proteínas. El mismo, aunque tiene un crecimiento en piscifactorías controlado, es una de las opciones más agraciadas de comidas, por lo menos en los Estados Unidos.

Este pescado cuenta con un alto contenido de Omega 3, por lo que queda en un lugar destacado en el grupo de alimentos saludables. También cabe destacar sus altos niveles de proteínas, en tan solo 3 onzas del mismo, conseguiremos 20 gramos.