partes-de-la-ternera

Partes de la ternera y características

De forma frecuente se consume carne de ternera y cada una de las piezas tiene su particularidad, como gusto, textura y jugosidad. Conocer las partes de la ternera y sus características es esencial para saber con exactitud qué parte estás comiendo y así apreciarla o saber cómo cocinarla. Por eso a continuación, te indicaremos cada una de sus piezas.

Partes de la ternera: Piezas de Primera

Lomo Alto

Es la parte más apreciada de la ternera, ya que se trata de una pieza de carne extremadamente jugosa. De esta se saca el roast-beef, solo si ha sido deshuesado, o para sacar unas chuletas para hacer a la plancha, a la parrilla o la brasa.

Lomo Bajo

Es la parte trasera del lomo, se caracteriza por ser muy jugosa y delgada, por ende, es la mejor parte para extraer filetes muy tiernos. Se extrae de las costillas por eso se llama entrecot y tiene un grosor de grasa que es ideal para hacer a la plancha o la parrilla.

Solomillo

Es una de las mejores partes de la ternera, ya que es una carne excesivamente jugosa, tierna y sin apenas grasa. Es ideal para su corte en medallones realizados a la plancha o asados al horno.

partes-de-la-ternera

Partes de la ternera: Piezas A

  • Redondo: Es la parte de la ternera que tiene poca grasa y no cuenta con muchos nervios, es muy tierna y jugosa, así que esto la hace ideal para hacer asados, mechados o prepararla como carne picada.
  • Contra: Es una pieza con poca grasa se caracteriza por ser algo seca y menos tierna, aunque esto no evita que tenga un potente sabor. Es utilizada para realizar filetes, filetes, guisos o empanados.
  • Babilla: También es una pieza jugosa y tierna, de la que se extraen muy buenos filetes. 
  • Cadera: Como es bien sabido es la parte más alta de la pata trasera, así que el corte es jugoso con apenas grasa, ideal para sacar filetes tiernos para la plancha.
  • Tapilla: Es una pieza muy tierna y con gran sabor y es ideal para hacer filetes a la plancha, rebozados o incluso asados.
  • Tapa: Por lo general el filete o escalopes provienen de esta parte por ser una carne muy delgada, pero por supuesto esta característica no le resta sabor.

Partes de la ternera: Piezas B

  • Rabillo: Es una parte de la ternera muy parecida al redondo e incluso se puede cocinar como éste, y puede emplearse para hacer escalopines o carne picada.
  • Pez: Es una pieza especial con la que se puede asar o rellenar, es de forma alargada, siendo una carne tierna y jugosa utilizada de muchas maneras por su versatilidad.
  • Espaldilla: Se divide en dos partes, cantero y cañón.
  • Culata de contra: Es un corte tierno y jugoso con muchos tejidos tendinosos.
  • Brazuelo: Es una parte de la ternera de donde se extrae una carne con una textura bastante gelatinosa, con la que se realizan excelentes guisos o caldos.
  • Aguja: Es un corte que se utiliza mucho en la cocina por su versatilidad, siendo ideal para la realización de guisos y otros platillos.

Partes de la ternera: Piezas de Segunda

  • Aleta: Se trata de un corte un poco más rígido que requiere de una cocción larga, es utilizada principalmente en guisos y es perfecta para rellenar porque es de textura uniforme.
  • Llana: Es una pieza que contiene muchas fibras, se usa para realizar guisos por su calidad.
  • Morcillo o jarrete: Contiene mucha fibra, y se utiliza para la preparación de guisos, cocidos y caldos.

Partes de la ternera: Piezas de Tercera

  • Pecho.
  • Rabo.
  • Pescuezo.
  • Morrillo.
  • Falda o vacío.
  • Costillar.

Estas son las diferentes partes de la ternera, la cantidad de nervio que contenga hará que su precio y sabor varíe. No obstante, todas ellas son deliciosas si son bien preparadas.