partes-de-la-alcachofa

Partes de la alcachofa | ¿Cuáles son comestibles?

¿Qué partes de la alcachofa son comestibles? Pocas son las hortalizas que reúnen tantas propiedades benéficas para el cuerpo como lo hace la alcachofa. El delicioso sabor que la impregna y la cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes que posee hacen de este un alimento prácticamente obligatorio en cualquier dieta que busque el bienestar y la buena salud. Aún más, si se quiere combatir de forma directa con problemas como la diabetes, la osteoporosis o el estreñimiento.

Por lo antes dicho y mucho más, conviene conocer de cerca sobre las partes de la alcachofa, determinando de una vez por todas cuáles son aquellos apartados de esta hortaliza que puedes comer y aquellos que tendrás que desechar o utilizar de forma no alimentaria.

¿Cuáles son las partes de la alcachofa?

En términos generales, la alcachofa tiene 3 partes que son fácilmente diferenciables y que resultan comestibles:

  1. El tallo de la alcachofa: Esta primera parte a mencionar es la que compone toda la parte inferior de lo que sería la flor de la alcachofa, siendo generalmente desechada por aquellos que no gustan de aprovechar al 100% este alimento para cocinar. ¡Esta es la parte menos sabrosa de la alcachofa pese a que sí es comestible!
  2. Las hojas de la alcachofa: Para muchas personas, las hojas son lo único comestible de la alcachofa, ya que es la parte que suele encerrar más nutrientes y las que son más fáciles de obtener y separar. Dichas hojas, suelen tener una forma puntiaguda y se suelen caracterizar por su pilosidad y un haz de color verde claro.
  3. El corazón de la alcachofa: Este es el tesoro mejor guardado de la alcachofa, siendo esta la parte más jugosa y tierna de la hortaliza que, como puedes adivinar, se encuentra justo en el centro de la misma. Suele tener un color amarillento y, al momento de servirla para degustar, esta parte se suele consumir de manera individual. ¡Aquí está el verdadero sabor de la alcachofa!

Por curioso que pueda llegar a sonar la alcachofa tiene una parte que no es comestible y se le conoce como pistilo. Este mismo, se encuentra ubicado justo encima del corazón de la alcachofa como forma de recubrimiento, siendo común que tengan forma de pequeños vellos que, en un futuro, florecerán para dar pie a los pétalos de la alcachofa. ¡Asegúrate de deshacerte del pistilo de la alcachofa!

partes-de-la-alcachofa

Propiedades de este alimento

Una vez conocidas las partes de la alcachofa, se puede pasar a mencionar rápidamente algunas de sus propiedades más características:

  • Es muy rica en fibra, por lo que puedes obtener alivio intestinal rápido si consumes alcachofas en tu día a día.
  • Cuenta con propiedades antioxidantes que rejuvenecen el cuerpo y que combaten contra las enfermedades degenerativas que pudieran suscitarse en el organismo.
  • Tiene un componente activo llamado cinarina que, entre otras cosas, protege el hígado y mejora la digestión.
  • Las alcachofas ayudan a metabolizar de forma más rápida las grasas, teniendo un efecto adelgazante muy adecuado para una hortaliza de esta envergadura.

No pierdas el tiempo e incluye a la alcachofa en tu dieta cotidiana. ¡Seguro que no te arrepentirás de hacerlo!