Lechuga Batavia

Lechuga Batavia | Conoce esta variedad

El mundo vegetal nunca deja de sorprendernos. Cuando creemos haberlo visto todo, llega y nos ofrece un par de nuevas cosas. Y estas sorpresas, no necesariamente están relacionadas con un nuevo descubrimiento. Más bien tienen que ver con los secretos ocultos en esos elementos cuya existencia ya conocemos. Un ejemplo claro sería la lechuga Batavia; una variedad de la lechuga regular que al parecer guarda más de un beneficio dentro de sus hermosas hojas verdes.

¿Quieres saber más? Pues estás en el lugar indicado. Sólo lee atentamente la siguiente información, para que tu curiosidad sea saciada.

Acerca de esta variedad

Pese a lo que pueda insinuar el nombre que lleva, la lechuga Batavia no es para nada una variedad exótica de este vegetal. De hecho, se cultiva en grandes cantidades en el norte de España, y es regularmente consumida alrededor del mundo, tanto en ensaladas como en otros preparados.

Puede que la característica más resaltante de esta especie, sea el hecho de que tiene dos versiones de sí misma: la lechuga Batavia roja y la lechuga Batavia verde. Estos dos tipos, son en realidad bastante similares. Claro está que, la principal diferencia entre ambas es el color, y la variante roja se suele cultivar en menores cantidades y en épocas más tempranas del año, a comparación de la verde.

La forma de este vegetal, se asemeja a la de un brote redondo, con hojas sueltas y rizadas. Su color es bastante intenso, lo que convierte a esta variedad de lechuga, en una de las más fáciles de distinguir a simple vista. Como dato extra, la lechuga Batavia tiene la particularidad de tener un sabor bastante neutro y se oxida con facilidad, por lo que es recomendable consumirla lo más fresca posible.

lechuga batavia

Propiedades de la lechuga Batavia

Es de fácil acceso y con un sabor neutro que se puede combinar con otros ingredientes. ¿Acaso la lechuga Batavia puede ofrecernos más? Pues la realidad es que sí; como todo buen vegetal, tiene un par de propiedades beneficiosas para nuestra salud de las que vale la pena hablar. Estas mismas son:

  • Un gran contenido de ácido fólico: El término ácido fólico es un sinónimo directo de vitamina B6, y este mismo elemento, es excelente para prevenir padecimientos como la anemia y similares.
  • Vitamina K: En el apartado vitamínico de la lechuga Batavia, también nos encontramos con la vitamina K; una célula increíble que se encarga de ayudar en la coagulación de la sangre y de contribuir a la creación de glóbulos rojos. Esta vitamina se ve concentrada en las hojas de la lechuga.
  • Vitamina A: Una vitamina que está presente en la mayoría de los vegetales y que por supuesto, no podía dejar de estar presente aquí. La vitamina A se caracteriza sobre todo, por ayudarnos en la mejora de nuestra salud visual e incluso puede evitar que contraigamos ciertas infecciones aumentando nuestra producción de anticuerpos.
  • Grandes cantidades de agua y humedad: Esta es sin duda alguna la mejor virtud de la que puede presumir la lechuga Batavia. El 95% de la misma es agua, lo que convierte a esta variedad en una bomba purificadora que limpia, elimina y expulsa todos los desechos y porquerías de nuestro sistema. Y con nuestro sistema, nos referimos a todo: riñones y estómago incluidos.
  • Acción antioxidante: Finalmente, nos encontramos con el factor antioxidante presente en la mayoría de vegetales. Aquí, por supuesto, hace acto de presencia también y viene derivado de todas esas vitaminas ya antes mencionadas.

Y estos son solo los datos de los que se tienen conciencia hasta la fecha. Quien sabe, puede que la lechuga Batavia guarde un par de secretos esperando a ser descubiertos.