carne de cerdo

Carne de Cerdo | ¿Se puede utilizar cualquier parte?

Los excelentes valores nutricionales de la carne de cerdo la hacen una de las más consumidas. Posee cualidades saludables, proteínas, vitaminas y minerales. Pero surge el interrogante de si se puede utilizar cualquier parte, y te sorprenderá la respuesta, la cual conseguirás en el siguiente post donde hemos desarrollado los beneficios del consumo de esta carne y te hemos detallado cada una de las partes que se puede utilizar de este animal.

¿Qué parte de la carne del cerdo se puede consumir?

El cerdo es un animal del que se pueden aprovechar todas sus partes para el consumo. Es sorprendente cómo de este animal se utiliza desde la cabeza hasta el rabo, incluyendo todas sus partes internas y externas. De cada una de las partes del cerdo se puede obtener alguna pieza de carne para la preparación de algún plato o producto. Además de que puede ser preparada en distintas formas de cocción a la plancha, frito, asado, en guiso, embutido, entre otros.  

Por otra parte, el consumo de la carne de cerdo es altamente recomendado por contener un alto porcentaje de grasas insaturadas, mejor conocida como grasas buenas. Son las recomendadas para combatir el colesterol y aportar otros beneficios al organismo. Una de las características más sobresalientes es la amplia versatilidad en los cortes, de los cuales se adaptan a la gastronomía.

carne de cerdo

Despiece de la carne de cerdo

Carne de cerdo, Categoría: Extra

  • Solomillo: Es una pieza pequeña, su carne es magra, tierna y jugosa. Es considerada una de las piezas más consumidas, y se comercializa la pieza entera. Se consume de preferencia fresco cuando la carne aún posee todas sus cualidades. Su modo de preparación puede ser fileteado, a la plancha, asado al horno, a la parrilla o relleno.
  • Lomo: Es la parte del cerdo más famosa por el intenso sabor de su carne y la poca grasa que contiene. Se caracteriza por su versatilidad en la cocina, y puede ser preparado entero, al horno, relleno, fileteado, frito, o la plancha, siendo uno de los platos más populares el lomo adobado.

Carne de cerdo, Categoría: Primera

  • Chuleta de Riñonada: Son piezas de carne de cerdo tiernas y muy limpias, ya que carecen de tendones y nervios. Se suelen comer a la brasa, asadas o al horno.
  • Chuleta de Lomo: En comparación con las anteriores, estas son mucho más tiernas y de más sabor por la parte de donde provienen, lo que implica que tienen un poco más de grasa.
  • Pieza Trasera: Son las partes inferiores del cerdo. Es una carne de excelente calidad, por su jugosidad y consistencia, es conocida como jamón cuando está sin deshuesar, y su método de cocción más común es hacerla asada.

Carne de cerdo, Categoría: Segunda

  • Paleta: Es una pieza de carne que contiene gran cantidad de nervios, pero igualmente es jugosa y tierna, esto hace que su calidad sea un poco inferior comparada con las partes traseras. Se consume de diferentes formas: pinchos, ragú, hamburguesa, asada y a la plancha.
  • Chuleta de aguja: Es una de las piezas más gustosas por ser la carne de las costillas de la parte delantera del cerdo. Su modo de preparación es a la parrilla que resulta ser la favorita, aunque también puede ser frita o asada.
  • Magro de aguja: Es una parte del cerdo que contiene mucho sabor, jugosidad y que es muy rica en grasa. Mayormente es utilizada para la elaboración de productos de charcutería, o troceada en guisos y salsas.

Carne de cerdo, Categoría: Derivados

  • Tocino: Es una jugosa capa de la carne del cerdo, que se destina a la elaboración de embutidos y usos en charcutería, de ella también se saca la manteca de cerdo.
  • Magro: La forma común de consumo de este tipo de carne es picada, fileteada o como brocheta.
  • Panceta: Se extrae de la parte inferior del centro del cerdo, su modo de consumo es a la brasa o frita, siendo el ingrediente principal del bacon.
  • Cabeza: Es aprovechada para diversos usos en la charcutería y en la cocina.
  • Papada: Es una pieza del cerdo con alto contenido de grasa, por lo que es utilizada en la preparación de cocidos, troceada para migas o en tiras a la brasa.

El resto de partes del animal se utilizan para distintas preparaciones culinarias. Pero, sin lugar a dudas, de la carne de cerdo se puede utilizar cualquier parte.