verduras-de-invierno

¿Cuáles son las verduras de invierno?

Todos los especialistas alimenticios recomiendan ampliamente comer las verduras de la temporada, ya que cuentan con mejor sabor y conservan por mucho más tiempo sus propiedades. Por eso es oportuno conocer cuáles son las verduras de invierno. Para disfrutar del auténtico sabor e incluso color de los alimentos. Estas verduras se caracterizan por brindar un aporte nutricional importante para el organismo.

Verduras de invierno

Coliflor

Todos los especialistas alimenticios recomiendan ampliamente comer las verduras de la temporada, ya que cuentan con mejor sabor y conservan por mucho más tiempo sus propiedades. Por eso es oportuno conocer cuáles son las verduras de invierno. Para disfrutar del auténtico sabor e incluso color de los alimentos. Estas verduras se caracterizan por brindar un aporte nutricional importante para el organismo.

Alcachofas

Es una verdura de invierno compuesta de hojas verdes sobrepuestas, dentro se encuentra la alcachofa. Tiene una textura tierna y un gran sabor. Para su cosecha se requiere de un clima templado, y toma un promedio de 3 a 4 meses. Es una verdura que en su temporada se destaca por sus propiedades diuréticas, energizantes, depurativas y por su alto contenido en minerales como el calcio, fósforo o hierro.

Zanahoria

Aunque se trata de una verdura muy común y que suele consumirse durante todo el año, durante el invierno aumenta los beneficios y se destaca por ser un alimento rico en fósforo y hierro. Es altamente recomendadapara calmar los problemas gástricos y prevenir el estreñimiento.

Acelgas

El cultivo de las acelgas se puede realizar durante todo el año, pero durante el invierno se intensifican sus beneficios de fibra y su riqueza en vitaminas como la A, B, B1, B3, B5, B6, B9, C, E y K. Así como los minerales: hierro, fósforo, potasio y calcio.

Espinacas

El cultivo de las acelgas se puede realizar durante todo el año, pero durante el invierno se intensifican sus beneficios de fibra y su riqueza en vitaminas como la A, B, B1, B3, B5, B6, B9, C, E y K. Así como los minerales: hierro, fósforo, potasio y calcio.

Lechuga

Sin duda la hortaliza más consumida, sobre todo si se vive en una zona con un clima templado. El tiempo de espera para que se desarrolle es entre 20 y 60 días. Por lo cual, la plantación de lechugas en los huertos españoles ha ganado un gran protagonismo en este último año.

Col

Es una verdura invierno que puede ser plantada en los meses más fríos, porque aguanta muy bien las heladas, y su tiempo para recogerlas es de unas 30 semanas.

Brócoli

Se trata de una verdura en la cual su mayor componente es el agua, lo que significa que su valor calórico es mínimo. Contiene alta vitamina A, como betacaroteno, y Vitamina C, teniendo como referencia que un brócoli de 200 gramos aporta al organismo más de 3 veces la cantidad diaria de esta vitamina

Guisantes

Son una excelente fuente de proteína vegetal que al mismo tiempo aporta fibra y carbohidratos, además el contenido de grasa es muy bajo. Estos guisantes son un tipo de legumbre de granos frescos que se asemeja a una verdura, y una gran fuente de fósforo, calcio, hierro, potasio y vitaminas C y B.

verduras-de-invierno

Por qué comer verduras de invierno

Por lo general durante el invierno, se consumen alimentos más calóricos. Ya que durante esta época del año existen pocas verduras y frutas y las personas se aburren de consumir los mismos alimentos. Sin embargo, hay muchas maneras de variar un menú y así incluir verduras en la dieta diaria. Esto es fundamental ya que cuentan con la cantidad de vitaminas y minerales que son esenciales para fortalecer el sistema inmune y así mantener las típicas enfermedades a raya.

Por otra parte, el cambio de clima y los cambios de temperatura generan el aumento de las enfermedades respiratorias, por lo que es muy común durante esta época los resfriados y gripes. Es por eso que se debe preparar el sistema inmune para contrarrestar lo mejor posible todos los virus. Las verduras de invierno se caracterizan por ser altas en vitamina C y por contar con muchos minerales, ya que su consumo minimiza la durabilidad de resfriado común.

Aunque existen muchos suplementos vitamínicos, la Organización Mundial de la Salud recomienda obtener los minerales y las vitaminas de forma natural, a través de una dieta balanceada. Solo usar los suplementos vitamínicos para complementar una dieta que esté deficiente a causa de alguna alergia alimentaria o durante una enfermedad. Los suplementos suelen ser recetados a pacientes con altos niveles de deficiencia de vitaminas y minerales como las mujeres maduras o embarazadas que requieren reforzar el sistema inmune.

Propiedades de las verduras de invierno

En cuanto al aporte nutritivo de las verduras de invierno, se destaca que contienen una baja cantidad de calorías, aportan carbohidratos complejos y suministran fibra al organismo que favorece el sistema digestivo haciendo que funcione de forma óptima. Además, aportan una variedad de vitaminas como A, C, D, K, vitaminas del complejo B y minerales como calcio, magnesio, sodio o hierro.

Por lo que se recomienda no dejar de incluir las verduras de invierno en la dieta, consumiendo 2 platos de verduras y 3 porciones de frutas al día. Una forma divertida de preparar el plato es que mientras más colorido, mejor, porque según la tonalidad, puedes identificar la vitamina y mineral que brinda. 

  • Vitamina A: Favorece la buena visión, la encuentras en vegetales verdes, amarillos y productos lácteos.
  • Vitamina C: Ayuda a mantener la piel saludable, a la protección celular y a la absorción de hierro. Se encuentra en frutas y verduras de color anaranjado o amarillo, los cítricos.
  • Vitamina K: Es necesaria para la coagulación de la sangre. Y la encuentras en vegetales verdes y cereales.

Recuerda preparar un menú exclusivo para la temporada de invierno en el que incluyas algunas de las verduras que te mencionamos. De esta manera pasarás toda la época fría con el sistema inmune fortalecido, y no te afectarán las enfermedades comunes como los resfriados o gripes. Además, existen múltiples maneras de preparar estas verduras de invierno, solo debes buscar prácticas recetas.