Ciruelas rojas

Ciruela roja | Conoce esta variedad

La ciruela roja es ese preciado fruto que nos ofrece el árbol Ciruelo de la familia de las rosáceas. Un alimento natural de alto valor nutritivo que guarda más secretos de los que puede aparentar a simple vista. Sobre todo su variante de color rojo; pues al parecer el color en este caso, no es lo único que cambia.

¿Interesante verdad? Pues si quieres saber más sobre el tema entonces estás en el lugar indicado ya que continuación te mostraremos todo sobre esta preciosa fruta.

Consigue ciruelas rojas deliciosas aquí.

Los tipos de ciruela y la ciruela roja

Según lo determinado por los expertos en el tema, las ciruelas son frutas relativamente comunes que alrededor de la historia se han cultivado en diferentes países del mundo. De allí que existan tantas variaciones de la misma y que incluso, se le adjudique cierto simbolismo en algunas culturas asiáticas. En China por ejemplo, se dice que la ciruela simboliza el tesón y la fuerza que hay que tener contra la adversidad (esto debido a que el árbol florece en invierno). En Japón por su parte, se dice que representa la abundancia y la riqueza (probablemente esto es así, porque las flores de este árbol anuncian la primavera).

Incluso, se sabe que los antiguos egipcios las cultivaban y guardaban en sarcófagos. Esto con la idea de que se las podían llevar al más allá.

Pero en este caso, la ciruela roja, no tiene sus orígenes en ninguna de estas culturas. Esta variación en específico, nació en Europa y fue en los tiempos de la colonia, que fue introducida a América Latina y otras regiones del mundo. La ciruela roja pertenece a la especie conocida como Prunus doméstica, y es prima hermana de las almendras, del melocotón y de las cerezas. Además del color, este tipo de ciruela se distingue de las demás, por su sabor mucho más dulce. Y claro, por sus características internas y su valor nutritivo.

Propiedades de la ciruela roja

La ciruela roja es una fruta altamente rica en agua, y moderadamente rica en fibra y en hidratos de carbono. Por otro lado, su contenido en grasas es realmente bajo y tampoco presume una gran cantidad de proteínas netas. Dicho en lenguaje cuantitativo, estos serían los números:

  • Agua: 83 por ciento.
  • Fibra: 2 por ciento.
  • Hidratos de carbono: 11 por ciento.
  • Grasas: 0,2 por ciento.
  • Proteínas: 0,8 por ciento.

Aunque claro, esto tiene sentido al tratarse de un fruto de pequeño tamaño. Estos números se hacen más atractivos cuando se ingiere una proporción significativa de ciruelas. 100 gramos de ciruela roja, nos aporta una nada reprochable cantidad de potasio (unos 190 mg) y una buena dosis de hierro (unos 0,10 mg), calcio (unos 14 mg), magnesio (unos 8 mg) y fósforo (unos 10 mg). De igual forma, las ciruelas contienen una cantidad decente de vitaminas del grupo A, vitaminas del grupo C y vitaminas del grupo E.

ciruela roja

Beneficios de las ciruelas rojas

Dicho en palabras simples, estas características hacen de la ciruela roja, un alimento natural refrescante, ligero, tonificante, depurativo, alcalinizante y energético. Tiene la capacidad de estimular y fortalecer el sistema nervioso, mientras nos ayuda a combatir la fatiga. De hecho, su efecto tónico y depurativo es tal, que se suele utilizar en zumos y recetas medicinales. Su bajo contenido calórico, drena los líquidos sobrantes en nuestro cuerpo y nos ayuda a adelgazar.

Y esos sin contar aún con los beneficios que acarrean las vitaminas antes mencionadas. Las vitaminas del grupo A, mantienen en buen estado la piel, los ojos, las mucosas y demás zonas sensibles de nuestro cuerpo. Mientras que las vitaminas del grupo C y del grupo E, generan un efecto desintoxicante en todo nuestro organismo.

Se dice de igual forma, que es sumamente útil cuando se tiene problemas estomacales y/o renales. A la vez que contribuye al buen funcionamiento celular (esto último sería gracias a esos oligoelementos que también vemos presente en esta fruta: el zinc, el selenio, el manganeso, el cobre, entre otros).

Formas de comer la ciruela roja

Con la explicación anterior queda más que claro que las ciruelas rojas e incluso, todos los tipos de ciruela, pueden llegar a ser sumamente beneficiosas para nuestro organismo y deberíamos consumirlas siempre que nos sea posible. Pero ¿Cómo, exactamente? ¿Cuál es la forma correcta de consumir esta fruta?

Bueno, preferiblemente debería ser ingerida tal como nos la ofrece la naturaleza. Ya que la mayoría de preparados gastronómicos, suelen perjudicar el valor nutritivo de la misma en su afán por crear un plato más llamativo y con más sabores. Aún así, esto no significa que no existan sus recetas que más bien, aprovechen el valor nutricional de la ciruela roja y lo potencien con otros ingredientes. Solo es cuestión de buscar bien; sobre todo se recomienda consultar recetas dietéticas y similares.

Deja una respuesta